Hoy en día estamos inmersos en un modelo de salud y actividad física nada parecido a los anteriores, en cuestión de décadas el avance en la forma de ver y entender la salud y la actividad física ha cambiado mucho, tú que eres amante del fitness y un estilo de vida saludable… ¿Sabes cómo hemos llegado hasta aquí? ¡Te lo contamos de forma breve!

Empecemos por el concepto de salud. Hasta la década de los 50 más o menos el concepto de salud estaba muy ligado a la ausencia de enfermedad, donde el médico era el responsable de su tratamiento y el paciente solo jugaba un papel pasivo. Es cierto que hemos avanzado mucho, pero este concepto todavía sigue muy arraiga, decimos que una persona está sana cuando no padece ninguna enfermedad, sobre todo física.

Posteriormente se fue añadiendo el componente psíquico, a través de la figura del psiquiatra, y posteriormente se añade el componente psicológico, con la figura del psicólogo. Con esto, podemos decir que entendimos que una persona sana, no solo lo debía ser de forma física, si no también psicológica, y contemplamos el concepto de salud como la unión de una parte física y psicológica.

¡Pero todavía hay más! En el último tercio del siglo XX (década de los 80) al concepto de salud se le añade el componente social, mediado por la cultura y el medio ambiente, llegando la Organización Mundial de la Salud a definir el concepto de salud como “Estado completo de bienestar físico, psíquico y social en ausencia de enfermedad”.

¿Y la actividad física como ha evolucionado? Si nos vamos muy atrás en el tiempo, todos sabemos que en la prehistoria la actividad física era una herramienta de supervivencia. Pero en la historia más reciente, la actividad física ha pasado por algunos “movimientos” como estos.

A finales del siglo XIX, principios del XX, estaba vigente el modelo higienista. Este movimiento se preocupaba por buscar la higiene después de la práctica deportiva, la higiene relacionada con la actividad física era un punto central a tratar. Posteriormente, sobre la década de los 70, aparece el movimiento fitness, el origen de este movimiento os sorprenderá. El movimiento fitness, surgió en gran parte por un tema político. Los jóvenes y adolescentes de los países europeos, sobre todo los del Norte, superaban en forma física a los americanos, y estos, en un intento por competir con ellos y superarlos, iniciaron el movimiento fitness donde se pretendía mejorar la forma física de los jóvenes estadounidenses y no dejarse superar por los europeos, ¿Curioso verdad? Ahí empezó todo. La actividad física era cuestión de rendimiento y competición.

Llegando a la década de los 80, la actividad física se encuentra inmersa en un modelo que ya va pareciéndose al actual, este es el movimiento social orientado a la salud. El deporte y la actividad física va dejando poco a poco de ser algo exclusivo de los deportistas de rendimiento, y empieza a abrirse a toda la sociedad, y a buscar perspectivas orientadas a la recreación y el cuidado físico sin competición, es lo que en España llamamos el “deporte para todos”. La gente comienza  a practicar actividad física de forma libre sin pertenecer a clubes, y las calles y parques contemplan la llegada de la gente que lleva a cabo esta actividad física, hoy en día nos parece algo tan normal encontrar cualquier ciudad llena de runners, o parques con máquinas de acondicionamiento físico…pero antes no era común ver a alguien correr por la calle por simple placer.

Llegamos a la década de los 90’ y aquí surge el movimiento educativo orientado a la salud, vamos entendiendo la importancia de la actividad física para mejorar la calidad de vida de las personas, y la salud se establece como un tema a tratar en la educación (aún nos queda mucho, pero mucho camino por recorrer). Ahora de lo que se trata es de generar hábitos saludables de vida, y la práctica física se encuentra entre ellos.

Por último, actualmente estamos dentro de  lo que podríamos llamar el movimiento wellness, donde se integra un poco de todo lo visto anteriormente. El wellness es un concepto parecido pero distinto al fitness, de ahí que también tengamos que saber diferenciar un centro “fitness” de un centro “wellness”. El wellness busca la mejora de la calidad de vida mediante el cuidado del cuerpo o la parte psicológica, y la actividad física es fundamental para ello, pero también se añade el cuidado de la belleza, relajación, etc.

Un centro wellness es aquel que te ofrece no solo una sala donde poder realizar actividad física, sino que también te ofrecen servicios de cuidados estéticos, zonas de relajación, entre otros servicios. 

Aquí podéis observar la diferencia terminológica y de servicios:

 

Ese es el modelo que impera ahora, el orientado a mejorar la calidad de vida a través de la actividad física y otra serie de actividades. Como hemos visto, en cuestión de décadas la cosa ha cambiado mucho, y en realidad, estamos en un punto donde es difícil predecir cómo evolucionará el modelo actual y las concepciones existentes ahora.

Lo que si sabemos, es que en nuestras manos está la evolución hacia un modelo que derive en la mejora real de la salud mundial, desde la perspectiva física, psicológica y social. ¡Aporta tu granito de arena!

 

Aportado y adaptado por Israel Castillo

 

©2013 pressandpull.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.