Una oportunidad al magnesio líquido

Submit to FacebookSubmit to Twitter

 

 

Toda una trayectoria de más de 10 años de entrenamiento en la que no ha habido ni un solo día donde terminara una sesión sin haberme quitado los guantes en un momento u otro, fuera porque sentía que esa serie necesitaba de un mayor tacto a mi piel respecto al hierro para enfatizar toda mi fuerza o bien para beber agua, cuando ésto último no es necesario, salvo que entrenes con guantes de portero y seguro que no es el caso. 

He tenido guantes de todo tipo de material, de tamaños y colores, hasta los que incluyen una muñequera para reforzar esa zona, que llegó a irme bien para cuando tenía las muñecas castigadas por el trabajo aislado de antebrazos, pero me acabaron cansándome. Si hay algo con lo que todavía no he tenido una toma de contacto pero si que he visto en foros y compañeros de entrenamiento son los straps, son esos guantes que incorporan una cinta con el fin de mejorar el agarre para no ser éste el artífice de fallos en ejercicios como dominadas, remos y peso muerto, donde la fuerza de la mano es importante.

Entonces llegó el día en que quise sentirme libre, aparcar para siempre los guantes, no incorporarlos más en mi mochila con el resto de bártulos porque iba a pasar lo de siempre, no terminarían el entreno y a última instancia ni me los ponía, por lo que dar el paso a probar el magnesio fue todo un acierto. El magnesio puedes encontrarlo en polvo y líquido, ambos los he probado, pero el polvo si no tienes un recipiente en tu gimnasio para ir aplicándote o entrenas en casa, no merece mucho la pena, ¿qué lo llevaras en  un bolso como los alpinistas? Demasiado, y si lo llevas en un dosificador tipo donde guardas el colorante para tus paellas, será todo un engorro, te lo digo de primera mano. Por otro lado el magnesio líquido, gestionando bien su uso, puede ser una maravilla. En él encontré el equilibrio entre un mejor agarre y a la vez la liberación de sentir libres las manos, además de que su aplicación es bien sencilla, con solo verter una gota sobre tu mano y con ambas fregarte, en cuestión de 5-10s estará totalmente seco y adherente a los hierros.Ya no concibo una serie de peso muerto sin magnesio.

Podéis encontrarlo en tiendas Decathlon por 8€, para que os sirva de referencia y teniendo en cuenta que son estimaciones, porque todo depende del uso que le deis en una misma sesión, habrá quien se aplique 2-3 veces o más. Un bote me ha durado alrededor de 3 meses, con un uso de 5 días por semana de entrenamiento, por lo que le doy un tiempo de duración de alrededor de 60 sesiones.

Pros 
- Evitan el sudor ipso facto.
- La sensación de agarre es contundente.
- Es una sensación híbrida entre estar protegido y a la vez libre de guantes. Tu y el hierro.

Contras
- El precio
- Llevar el bote contigo 
- El pringue que te puede dejar si no esperas unos segundos a que se sequen tus manos

Mi consejo personal es que utilicéis el medio que más cómodo se os haga, pero sin duda os ánimo a probarlo.

 

por Frutos

©2013 pressandpull.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.