El secreto motivacional

Imprimir
Submit to FacebookSubmit to Twitter


 

 

Aquí está lo que necesitas saber

 

 

Encuentro el tema de motivación infinita fascinante, y otras veces, un poco frustrante. Si buscas en Wikipedia la definición de motivación, te dirá esto: La motivación puede definirse como el señalamiento o énfasis que se descubre en una persona hacia un determinado medio de satisfacer una necesidad, creando o aumentando con ello el impulso necesario para que ponga en obra ese medio o esa acción, o bien para que deje de hacerlo.” 

En otras palabras, la motivación es algo que te lleva a hacer algo.  Si le damos la vuelta a las cosas, podríamos suponer que la falta de acción es el resultado de una motivación insuficiente. 

Ahora, si echamos un vistazo al mundo natural, vemos esos animales adultos que generalmente intentan quemar las menores calorías posibles, y sólo moverse si realmente lo necesitan. En efecto, cuando un animal tiene todo lo suficiente para sobrevivir, permanecerá donde está hasta que la situación cambie. Ese animal ha encontrado su “nicho”. 

Las personas son diferentes - No están satisfechas con una mera supervivencia. Buscan por planes más complejos de existencia. Algunos buscan el bienestar. Y siguiendo mis palabras, el bienestar nunca sucede por accidente. Es el resultado exclusivo de muchos años de trabajo duro, y ese trabajo necesita un combustible en forma de motivación 

Antes de seguir adelante, permíteme subrayar la relación directa e incuestionable entre la motivación y el trabajo duro – No puedes pedir estar motivado si no estás involucrado en un trabajo duro a diario hacia tus objetivos ya establecidos. 

Sin embargo, no es un crimen no estar lo suficientemente motivado en un objetivo en particular.  Yo también tengo mi falta de motivación en intentar hacer un power clean con 315lb, aquí el por qué.  

El siguiente paso lógico en la discusión es examinar nuestro compromiso con nuestros objetivos, y luego preguntarnos si ese compromiso está siendo alimentado correctamente. Espero que no te moleste que me utilice a mi mismo como ejemplo, estoy más familiarizado con mis propios objetivos que lo que lo estoy con los tuyos. 

Mi objetivo principal del entrenamiento para este año es poder hacer un total de 1200lb en una competición oficial sin equipo de ayuda, en la categoría de 198lb. Mientras escribo esto tengo un poco más de 11 meses para hacer ese sueño realidad. 

Al meditar la realidad en la consecución de este objetivo, estoy mirando dentro de mi, y más específicamente, en la calidad y la cantidad de trabajo que estoy siguiendo buscando avanzar hacia mi objetivo establecido. Para más claridad, por calidad de trabajo, me refiero a que estoy haciendo las cosas bien; y por cantidad de trabajo, hablo de cuán duro estoy trabajando. 

Si analizo mis comportamientos, frecuentemente golpeados por la observación que realmente no estoy trabajando tan duro como realmente podría hacerlo. La siguiente pregunta inevitable es “¿Porqué?”. En cada momento, la respuesta es que me falta algo de motivación.

 

 

Metas que comprometen

Ahora que hemos llegado a la premisa central, que es:

“Si no tienes la suficiente motivación, tu meta no es lo suficientemente convincente.”

Algunas metas son tan comprometedoras, que no pensamos en ellas como objetivos. Después de todo, es tu objetivo pagar el alquiler el mes que viene, o es una necesidad? Muy pocas personas no tienen ninguna dificultad en motivarse a sí mismas para pagar esa renta.

La verdad es, todos tenemos recursos limitados, y algunos de nuestros objetivos están por encima de otros. A esto, gastamos más recursos en unos objetivos que en otros. Pero, adivina qué? Es más importante pagar tu alquiler que tener unos brazos de 44cm. Si no estás de acuerdo con esta afirmación, me juego lo que quieras que tu motivación en el gimnasio no es tu mayor problema.

 

¿Como escoger metas que nos comprometan?

La última línea habla de que tus objetivos deben ser significativos, pero este significado puede tomar 2 formas. Primero, el fallo al encontrarte con dicho objetivo puede tener consecuencias negativas(Ej. No pagar tu alquiler). Fallar al intentar tener 44cm de brazo no tendrá consecuencias negativas importantes, a menos de que seas un poco disminuido psicológicamente de alguna manera. 

Segundo, el fallo al alcanzar ese objetivo puede tener también beneficios significativos. En caso de no pagar tu renta, se te prohibirá el beneficio de poder tener un techo encima de tu cabeza. 

Sólo tú puedes determinar si un objetivo es significativo, pero en cada caso donde te encuentres desmotivado para buscar alcanzarlo, es una prueba suficiente para comprobar que ese objetivo no tiene suficiente importancia para ti. Busca otro camino, no hay nada erróneo en ti, hay algo erróneo en ese objetivo. 

Los objetivos significativos crean su propia motivación. No vas a necesitar empujarte a ti mismo; sin embargo, esta meta te obligará a actuar.

 

La motivación no es tu problema

Son tus objetivos de entrenamiento tan vitales como los de pagar tu renta? Si no es así, tu falta de motivación por perseguir este objetivo debería ser tomado como un signo de que son insignificantes. Si son de vital importancia para ti, bien, realmente no necesitas este artículo, no crees? Porque realmente ya tienes toda la motivación que necesitas.

 

 

Traducido por AleGon 

Fuente

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.