La sabiduría de años de oficio

 

La sabiduría del entrenamiento no viene de un libro. Viene de años de dedicación y de poner grandes cantidades de sudor y esfuerzo en tu entrenamiento.

Aunque la lectura autodidacta o el tener una formación de alta cualificación en las Ciencias del Deporte te dará las herramientas sobre el entrenamiento y la fisiología, sólo la verdadera sabiduría, la alcanzarás con años de oficio

La sabiduría viene de cometer errores y aprender de ellos. Viene de practicar con una variedad de estilos de levantamiento, viene con la aplicación de diferentes metodologías, viene con aprender y saber diferenciar lo que funciona para ti y para otros. Y de los contextos.

(Hay quien no aprendido nada en años entrenando cómo hay quien no ha aprendido nada estudiando)

Aquí hay algunas verdades del entrenamiento que sólo los levantadores dedicados entienden realmente:

 

1. EL ESFUERZO QUE PONGAS DETERMINA TU ÉXITO

Casi todo funciona si le dedicas tiempo, energía y esfuerzo. Los programas con bajas repeticiones funcionan. Los programas con rangos medios-altos de repeticiones funcionan. La periodización lineal, ondulante y conjugada funciona. Los entrenamientos de todo el cuerpo, las divisiones tren superior e inferior, los empujes/tirones/piernas... todos funcionan. ¿La clave? Tu programa sólo funciona si te esfuerzas. 

Puedes tener el mejor programa del mundo y no ver el progreso si no eres consistente y no trabajas duro. Del mismo modo, hay personas con planes de entrenamiento realmente malos que consiguen progresar a base de trabajo duro y dedicación. 

Obviamente, un buen programa de entrenamiento te llevará más lejos, pero el esfuerzo y la consistencia son las únicas formas de hacerse más fuerte y cambiar tu cuerpo. 

Esto no quiere decir que tengas que entrenar hasta el fallo todo el tiempo, o que sientas que estás a punto de empezar a sangrar por los ojos después de cada entrenamiento, pero sí necesitas trabajar duro de forma constante. Esa es la receta del éxito a largo plazo.

 

2.HAY QUE DIVERTIRSE CUANDO SE ENTRENA

Si no te diviertes no seguirás con ello. La "diversión" se traduce en sostenibilidad. La diversión significa que verás tu entrenamiento como un fin y no como un medio. 

La gente sólo puede machacarse durante un tiempo. Si estás aburrido o insatisfecho con tu programa, o está lleno de ejercicios que odias, no entrenarás durante mucho tiempo. Encuentra lo que te gusta y quédate con ello. 

Lo que es divertido para algunos puede no serlo para otros. Tanto si quieres levantar peso, como si quieres hacer ejercicio o que tus pulmones ardan con el acondicionamiento metabólico, tienes que asegurarte de que disfrutas mientras te dejas los huevos.

Una de las mejores maneras de evitar el estancamiento es dominar una variedad de levantamientos. Esto no sólo mantendrá tus entrenamientos frescos, sino que también ayudará a prevenir el sobreentrenamiento en ciertos ejercicios, lo que mantendrá tus articulaciones sanas y con buenas sensaciones. 

Una buena recomendación general para los principiantes (que entrenan desde hace menos de dos años) es rotar los grandes movimientos compuestos cada seis semanas. Los levantadores más experimentados pueden rotar sus grandes ejercicios compuestos cada tres semanas.

 

3.EL ENTRENAMIENTO DE FUERZA ES UN ARTE Y UNA CIENCIA (PERO MÁS ARTE)

Aunque hay principios absolutamente científicos en el entrenamiento de fuerza y el desarrollo muscular, entender que también es una forma de arte es fundamental para aprender a mover bien el peso. Incluso diría que levantar peso es más un arte que una ciencia. Este es mi razonamiento:

 

LA CIENCIA CASI SIEMPRE SIGUE A LOS INNOVADORES QUE PRUEBAN COSAS NUEVAS.

Cuando un método concreto funciona para mucha gente, se estudia para que los investigadores puedan averiguar qué hace que ese método sea eficaz. Lo que sabemos ahora viene de años de gente que "descubría cosas" sobre la marcha. Viene de las personas que utilizaron el método de ensayo y error hasta que consiguieron las cosas bien.

 

LAS PERSONAS SON INDIVIDUOS QUE TIENEN DIFERENTES PALANCAS

Aunque hay principios técnicos sólidos para cada levantamiento, no hay una técnica única para cada individuo. Es un arte averiguar qué es lo que mejor funciona para ti y qué señales te permiten comprender mejor cómo realizar un ejercicio concreto.

 

EL DISEÑO DEL PROGRAMA ES EN GRAN MEDIDA UNA FORMA DE ARTE.

No todas las personas responden de forma idéntica al mismo programa. Todos tenemos diferentes fortalezas/debilidades y grupos musculares que responden más rápido que otros. Averiguar los ejercicios, la frecuencia, la intensidad, el volumen y el ritmo adecuados para tu objetivo es una habilidad que se aprende a lo largo de la vida.

 

LA INTUICIÓN DE UN ENTRENADOR EXPERIMENTADO TRIUNFA CASI SIEMPRE SOBRE EL ÚLTIMO ESTUDIO DE INVESTIGACIÓN.

Si quieres aprender más sobre el entrenamiento, es mucho mejor que aprendas lo que funciona de los expertos que han pasado tiempo en las trincheras trabajando con gente real y que realmente entrenan ellos mismos. ¿El problema de muchas investigaciones sobre el ejercicio? La muestra de personas que se utiliza son generalmente chicos universitarios no entrenados porque son los que los profesores pueden conseguir fácilmente para hacer sus estudios.

 

4.VAS A CAGARLA MUCHAS VECES ANTES DE HACER LAS COSAS BIEN

Todos cometemos errores. Es parte del proceso de aprendizaje. Nadie que haya hecho algo grande ha tenido un camino lineal hacia el éxito. 

En el proceso de convertirte en un buen levantador, vas a cometer errores con tu técnica, programación, volumen, frecuencia, intensidad, tempo, etc. Aun esforzándote por minimizar tus errores aprendiendo todo lo que puedas sobre el entrenamiento, inevitablemente ocurrirán. 

Si sois autocríticos, la mayoría de los levantadores observarán lo que hicieron al principio y se darán cuenta de que había un camino mucho mejor y más sencillo para ponerse fuertes y construir un buen físico. 

Sin embargo, al mismo tiempo, al cometer errores han comprendido mejor el proceso del entrenamiento de fuerza y han aprendido cómo es un entrenamiento eficaz para ellos. 

Como dijo Thomas Edison sobre la invención de la bombilla: "No he fracasado. Sólo he encontrado 10.000 formas que no funcionan".

 

5.TENDRÁS QUE APRENDER A TRABAJAR CON LAS LESIONES

Este punto es una mierda, pero es absolutamente cierto si te esfuerzas. Aunque deberías ser tan consciente de tu técnica como sea posible, inevitablemente vas a tener un día en el que por error o mala fortuna, la cagas y te viene la lesión. De cualquier tipo y/o grado.

No te castigues por ello. Al contrario, considéralo una oportunidad de aprendizaje. 

Ahora adquirirás conocimientos sobre cómo trabajar con las lesiones y facilitar tu propio proceso de curación. Tendrás la oportunidad de aprender nuevos ejercicios y técnicas para volver a patear culos. Pudiendo considerar ese momento como un punto de inflexión donde alcanzar otra perspectiva sobre el entrenamiento, y pudiendo ayudar a otros a sortear tu lesión.

 

Traducido y adaptado por Frutos

Enlace

©2013 pressandpull.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.