Optimiza tu calentamiento

 

Los calentamientos son como un juego previo al entrenamiento, hacen que tu sangre fluya y se acumule en la musculatura que vas a poner a prueba. Sin embargo, demasiada gente toma el enfoque opuesto, suplantando el entrenamiento principal con un flujo interminable de estiramientos, masajes con foamroller y ejercicios de "activación" antes de tocar un peso.

Por muy bien intencionada que sea este tipo de práctica, nada estropea más rápido un buen entrenamiento que un calentamiento muy prolongado.

La mayoría de estas actividades se centran en destensar músculos para permitir un mayor rango de movimiento, o en activar determinada musculatura para aumentar el rendimiento.

Desafortunadamente, el cuerpo humano no es un piano que se pueda afinar aflojando ciertas cuerdas mientras se aprietan otras. Sería ideal que fuera así de simple. Es por eso que hacer ingeniería inversa tratando de descomponer los ejercicios compuestos en pequeñas partes y tratarlos así de optimizar de forma aislada, rara vez produce grandes resultados. Esto es lo que hay que hacer en su lugar. Asumiendo que no se trata de una lesión específica o que lo hagas sencillamente porque te sientas cómodo así, cosa totalmente respestable. Entonces, prueba a hacer esto:

Pedalea en la bicicleta, corre en la cinta o rema en una máquina durante 5-10 minutos. Esto es suficiente para aumentar tu ritmo cardíaco, la presión arterial y la temperatura central. También comenzará a influir en la velocidad a la que las células sanguíneas disocian el oxígeno para que lo usen los músculos, lo que hace que la energía esté más fácilmente disponible.

A continuación, escoge uno o dos ejercicios de movilidad activa que sean específicos para los patrones de movimiento principales de ese día, además de un ejercicio balístico ligero que sirva de puente entre el calentamiento de baja intensidad y el entrenamiento principal. Realiaza dos o tres rondas en un formato de circuito.

Te cito algunos ejemplos :

 

Para la parte superior del cuerpo.

 

 

 

 

 

Para la parte inferior del cuerpo.

 

 

 

 

En definitiva, no hay nada más específico que un calentamiento que simplemente trata los patrones reales involucrados en ese levantamiento. Es por eso que frecuentemente utilizo de 2 a 5 series de rampa para los levantamientos principales. Piensa en estas series como ensayos livianos y de bajo impacto que te conducen al ejercicio principal.

No sólo es una gran manera de acumular volumen submáximo, sino que también "enciende" los músculos exactos que quieres de una manera específica a la forma en que quieres usarlos.

 

Traducido y adaptado por Frutos

Fuente

 

©2013 pressandpull.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.