Explosividad para la mejora de banca

Imprimir

 

 

 

Los deportistas de fuerza experimentados pueden incrementar su peso máximo en press de banca hasta un 10% en solamente dos semanas si suben la barra más rápido de lo habitual, y la bajan más despacio.

Investigadores de la Universidad de Roma escribieron sobre esto en el International Journal of Sports Medicine.

Los investigadores piensan que levantar pesos a velocidades superiores proporciona un estímulo extra al crecimiento muscular. También sospechan que los deportistas de fuerza suelen entrenar a la velocidad que les resulta más fácil –la cual probablemente no es la velocidad que produce mejores resultados.

Los investigadores realizaron experimentos con 20 sujetos de unos 40 años, todos los cuales habían entrenado durante 18-19 años. Los sujetos fueron divididos en dos grupos. Los sujetos de un grupo continuaron entrenando de la forma acostumbrada, moviendo el peso del press de banca a la velocidad que preferían (SPS). Este era el grupo de control.

El grupo experimental realizó repeticiones en el press de banca a una velocidad preestablecida. Las cargas fueron empujadas a un 80-100% De su velocidad máxima (FPS).

La gráfica inferior muestra que el movimiento concéntrico hacia arriba duró 0,8 segundos en el grupo experimental. Este movimiento duró 1,3 segundos en el grupo de control. La fase excéntrica de bajada supuso 2 segundos al grupo experimental y 1,5 segundos al de control. 

Ambos grupos entrenaron dos veces por semana empleando pesos que eran un 55% de su 1RM. Entre series descansaron dos minutos. Para el grupo experimental el entrenamiento con el press de banca terminaba cuando los deportistas sólo eran capaces de levantar a un 80% de su velocidad máxima; el grupo de control continuaba trabajando hasta el agotamiento.

Después de tres semanas los investigadores observaron que la fuerza máxima de los sujetos del grupo de control había permanecido constante, pero la de los sujetos experimentales había aumentado un 10,2%. La velocidad máxima también se había incrementado más en este grupo.

Los investigadores sospechan que acelerar la fase concéntrica del ejercicio supone que el tejido muscular reciba del sistema nervioso impulsos eléctricos más fuertes. Y como resultado, más fibras musculares se contraen y desarrollan, que entrenando de otro modo.

Fuente 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.