El porno es anabólico

Imprimir


 

 

 

Sin tetas no hay paraíso

Un estudio habla del ligero aumento de los niveles de testosterona después de visionar porno durante 15 min a ver un vídeo normal. A su vez los niveles de cortisol se reducían de manera considerable, este estudio llevado a cabo con varios sujetos abre la puerta a la posibilidad de que visionar contenido porno o erótico previo al entrenamiento (sin llegar a eyacular) puede crear una situación anabólica favorable para optimizar el rendimiento.

¿Quién no se ha sentido poderoso tras la excitación?

¡Prueba a ver porno antes de ir a entrenar, no pierdes nada!
 

Estudio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.