Submit to FacebookSubmit to Twitter

 

La investigación muestra que el riesgo de deficiencia de vitamina D se incrementa exponencialmente durante los meses de invierno. En atletas esto conduce a un mayor riesgo de lesión y menor desarrollo.

Un estudio nos recuerda el beneficio de mantener niveles adecuados de vitamina D a lo largo del año. Los investigadores siguieron a 19 bailarinas profesionales de ballet Británicas y encontraron que TODAS tenían bajos niveles de vitamina D durante el invierno y que el 85% fueron deficientes clínicamente. Las tasas de lesiones fueron mayores durante el invierno, lo que los investigadores creen se debe a los bajos niveles de vitamina D, debido a que es una pro-hormona que se requiere para un desarrollo muscular óptimo.

Durante el invierno, el nivel promedio de vitamina D de las bailarinas fue de 14,9 ng/ml, comparado con 23,9 ng/ml en el verano. Por debajo de 20 ng/ml es considerado “deficiente”, mientras que por encima de 30 ng/ml es “normal”. Por lo tanto niveles inferiores a 30 ng/ml se consideran bajos y los investigadores se alarmaron porque el 100% de las bailarinas tuvieron bajos niveles de vitamina D durante el verano. La solución obvia es tomar un suplemento de vitamina D todo el año y hacer pruebas de niveles en sangre durante el invierno, para asegurarse de mantenerlos adecuadamente.

Adicionalmente, se encontró que los indicadores de salud ósea en las bailarinas disminuyó significativamente durante los meses de verano, cuando la vitamina D estuvo más baja, generando evidencia de que la falta de vitamina D incrementa la pérdida ósea en mujeres. Un resultado interesante de este estudio fue que las mujeres que tomaban anticonceptivos orales tuvieron mayores niveles de vitamina D tanto en invierno como en el verano, aun cuando sus niveles siguieron estando por debajo del óptimo.

Esto podría indicar que el estrógeno adicional provisto por la pastilla mejora el metabolismo de la vitamina D, pero también podría querer decir que quienes los usan en realidad podrían necesitar más vitamina D para alcanzar un nivel saludable, debido a que se piensa que la pastilla altera la proporción de vitamina D unida a libre.

Teniendo en cuenta que otros estudios sobre cómo los medicamentos afectan los niveles de vitamina D, muestran que la amplia mayoría los bajan significativamente, especialmente los de asma, corazón, diabetes y dolor. Un estudio de adultos mayores que tomaban medicamentos prescritos, encontró que los niveles de vitamina D eran entre 4 y 7 ng/ml menores a los de quienes no tomaban medicamentos.

Estudios previos de atletas muestran que deficiencias en vitamina D incrementan el riesgo de lesión: grandes encuestas de los militares Finlandeses e Israelís han mostrado que la incidencia de fracturas por estrés estuvieron correlacionadas con bajos niveles de vitamina D. Un estudio en jugadores de fútbol americano de la NFL mostró una tendencia similar en las tasas de lesión, con incremento en lesiones en la medida en que los niveles de vitamina D disminuían.

Comprométete a medirte los niveles de vitamina D y supleméntate de acuerdo con el resultado. Recuerda que las siguientes cosas incrementan significativamente tu riesgo de ser deficiente:

 

•    Tener la piel oscura. Estas personas no producen la misma cantidad de vitamina D que las personas con piel clara.

•    Usar bloqueador solar y lentes de sol puede impedir la habilidad del cuerpo de producir vitamina D.

•    Ser mayor—por encima de 55 años de edad.

•    Tomar uno o más medicamentos prescritos. Tomar AINES como Ibuprofeno o Tylenol también puede llevar a bajos niveles de vitamina D.

•    Si tiene sobrepeso tiene una mucho mayor probabilidad de ser deficiente en vitamina D.

 

Referencia
Wolman, R., et al. Vitamin D Status in Professional Ballet Dancers: Winter Versus Summer. Journal of Science and Medicine in Sport. 2012. Published Ahead of Print.

 

Adaptado por Frutos

 Fuente